Archivo de la etiqueta: ruido

Dieta del Silencio

soledadYa seas hipoacúsico u oyente, un momento de silencio al día es muy saludable tanto para la audición como para tu salud en general. Vivimos intoxicados de ruidos y sonidos: el tráfico, la televisión, el celular o el teléfono, la música que escuchás desde tu celular.

Poné pausa por 30 minutos o más. Tus oídos te lo agradecerán por las siguientes razones:

1. El silencio alivia el estrés y la tensión.

2. El silencio baja los niveles de estrés y perjudican la audición.

3. -La contaminación acústica propicia una presión arterial elevada.

4. El ruido produce aumento de frecuencia cardíaca.

5. Malestar y pérdida de sueño son consecuencias de tanta exposición al ruido.

6. El silencio ayuda a liberar estrés y tensión del cerebro y del cuerpo: 2 minutos de silencio son más relajantes que escuchar 2 minutos de música relajante.

7. El silencio vuelve a llenar nuestros recursos mentales: el cerebro puede restaurar sus recursos cognitivos.

8. En el silencio, podemos aprovechar la red en modo automático del cerebro que se activa cuando nos permitimos soñar despiertos, meditar, fantasear sobre el futuro o simplemente dejar que nuestras mentes viajen.

9. Estado de reflexión: El silencio es un camino para llegar hasta allí.

10. La tranquilidad puede regenerar las células del cerebro: 2 horas de silencio a diario permiten el desarrollo de nuevas células en el hipocampo (asociadas con el aprendizaje, la memoria y las emociones).

(Fuente: Fanpage del Proyecto Oír)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo audición, hipoacusia, oído, Uncategorized

El ruido en la escuela perjudica a los alumnos

6 de marzo de 2008, Suecia:Los niveles de ruido en la escuela son demasiado altos. Los niños se cansan, pierden la concentración, se estresan y tienen problemas para oír lo que se dice.

Por término medio, los escolares están expuestos a niveles de sonido de entre 65 y 75 dB en un día escolar normal. Este es uno de los resultados de un estudio llevado a cabo en tres aulas de Uppsala, Suecia, durante más de 150 días. Algunos días, la media de nivel de ruido alcazaba la elevada cifra de 80 dB, nivel en el que los empleados de una fábrica están obligados a utilizar protectores auditivos.

Falta de energía

Demasiado ruido en el colegio agota la energía de los alumnos. Esto es especialmente cierto entre los chicos que ya padecen una pérdida de audición.

“Los niños con discapacidad auditiva tiene considerables dificultades para seguir el ritmo de la clase en este tipo de entorno,” dice Robert Wålinder, investigador de Arbets och Miljömedicin en Uppsala.

Algunos niños se van directamente a dormir después del colegio de puro agotamiento. Otros efectos de los elevados niveles de ruido incluyen el aumento de la presión sanguínea y la acumulación en el cuerpo de hormonas de estrés.

En una de las aulas, se facilitaron protectores auditivos a los niños durante las horas en las que necesitaban trabajar de forma individual en clase. Otra solución es acondicionar las aulas con materiales y muebles que amortigüen el ruido.

El comportamiento de los niños también se ve afectado por los niveles de ruido. Cuando varios niños hablan a la vez, van elevando las voces para hacerse oír por encima de los demás empeorando enormemente las condiciones del aula.

Fuente: Auris

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized